Historia de las puertas interior y exterior en Madera (II): Puertas griegas y romanas

Como no podía ser menos, los griegos y, por encima de ellos, los romanos aportaron a las puertas  interior y exterior numerosos y creativos ejemplos de lo que una civilización, con la suficiente inquietud artística y los recursos suficientes, puede materializar para que la posteridad admire con entusiasmo.

En el capítulo de hoy, vamos a dar un nuevo empujón a la puerta y su evolución a lo largo de la historia de la Humanidad.

Las puertas de la Odisea griega

De la civilización helénica conservamos en la actualidad muchas y maravillosas obras arquitectónicas y escultóricas, pero no sucede lo mismo (como era de esperar, dado lo delicado del material con el que se trabaja) en cuanto a la carpintería.

Donde no llegan los restos llegan las alusiones a los mismos y, gracias a la inmortal Odisea de Homero, conocemos a través de su relato de la existencia de las mismas largas llaves y cerrojos de madera con accionamiento de giro vertical que ya manejaban los egipcios. Cerrojos y llaves que, por supuesto, abrían y cerraban las puertas interior y exterior de edificios monumentales y notables.

Siglos más tarde, la Eneida de Virgilio nos revela la presencia de formas y materiales comunes a la carpintería y puertas mesopotámicas que, por motivos arquitectónicos, pudieran ser de forma trapezoidal para obtener un dintel menor por un máximo de hueco.

Roma, puertas interior y exterior plafonadas

Los restos arqueológicos de la civilización romana, con ser también cuantiosos, no han permitido reconstruir con exactitud cómo se efectuaba el cierre de los huecos de acceso en las casas romanas ni tampoco como se utilizaba.

Los escasos testimonios escritos que hacen mención explícita a puertas interior y exterior establecen únicamente que las que daban a la calle eran de madera mientras que por dentro los accesos interiores se cerraban únicamente con tapices colgados.

Las ruinas de Pompeya y Herculano muestran relieves de puertas con el patrón plafonado, su bastidor más plafón, tal y como lo conocemos en la actualidad. La puerta cobra importancia en la vivienda popular (la domus) en la que se colocan las habitaciones alrededor de un patio central.

En las villas señoriales, los constructores se esmeran en la elaboración de puertas.

Algunos ejemplos monumentales en madera de ciprés vista nos indican la habilidad en la talla y en la plasmación de motivos decorativos, mucho menos sobrios de lo que cabría esperar de un artista romano.

Por razones estratégicas, la metalurgia romana y, por tanto, su cerrajería, eran de gran calidad

Espacios en Madera, consigue en todos sus proyectos adaptarse a las necesidades funcionales y estéticas de los habitantes de la casa transformando viviendas en hogares.

Descúbrelo con nosotros.

Espacios en Madera, para lo que quieras conseguir.

Compartir en Redes Sociales

Compartir en Redes Sociales

Te puede interesar